jueves, 2 de diciembre de 2010

MANIFIESTO POSCORRIENTISTA

Manifiesto poscorrientista (Versión 1.0001OT)

Contrario a lo que sucede a la materia
las palabras s  e  l  e  v  a  n  con  l  o  s  i  s  m  o  s
Mimi Smo




-El derrumbe, la hecatombe prolongada de las barreras que delimitan los vértices de las disciplinas artísticas y los estilos, el contrapunto, la reunión de todos los tiempos, el contrato final  de la unión definitiva de todas las vertientes del arte en un sólo momento histórico está sucediendo aquí y ahora. Las fronteras que separan a un arte de la otra, a un estilo de otro, se dirigen hacía la destrucción; la disolución de las líneas divisorias entre las manifestaciones artísticas se hace cada vez más nítida. 

-Los artistas de hoy buscan la creación de algo nuevo, buscan la generación de una nueva estética dentro de sus propias disciplinas, muchos han llegado a creer que están parados a la puerta de la gloria por sus obras, mas lo nuevo no existe, lo nuevo no será más que mera combinación original de los elementos ya existentes adaptados a los tiempos contemporáneos, lo nuevo es el frankenstein que se intenta  fabricar orgánico con la suma de los elementos más contradictorios en apariencia, de la misma forma en que cualquier composición musical no es otra cosa que la mera combinación de tonos ya existentes.

-Las fases históricas en las que surgieron las distintas vertientes estéticas, están enmarcadas dentro del corrientísimo, su agotamiento deriva en el poscorrientismo.  El agotamiento implica la extracción medular de la esencia de los estilos surgidos bajo el seno de diversos momentos históricos, la extracción suprema que exprime lo mejor y lo peor de cada corriente para ser fusionada, combinada al gusto particular de cada creador. Si el surrealimo celebraba la creación fuera de la racionalización como un medio puramente psíquico del poema, si el simbolismo condensa la realidad en frases de sustancia, si el realismo emulaba situaciones ordinarias, etc.  el poscorrientismo es capaz de hacer todo eso al mismo tiempo en un todo orgánico. No es la combinación por la combinación, es la búsqueda de los engranajes adecuados para echar a andar la máquina de la experiencia estética en una sola obra de arte armónica


-Los gremios Inconformes ante los conservadores que se la pasan criticando que una obra se parece al estilo de tal o cual artista, que les gritan a los jóvenes que lo que hacen no es original por tener reminiscencias de cualquier corriente artística, esas presas que sólo quieren el agua para sí, que destruyen el trabajo ajeno en lugar de nutrirlo, asociándose en gremios destructores, mafias del arte parcelista, deben ser desplazados. Dejemos que el poema, la pintura, etc. Se nutran de lo que les plazca, dejemos que nuestro arte sea una búsqueda sincera de llegar a la medula del arte, a la sublimación, a la catarsis, dejemos pues que (con)fluyan las corrientes. Al diablo pues con los gremios excluyentes, las escuelas que eliminan todo rasgo de originalidad en pos de la unificación de estilos.

-El poscorrientismo es el termino que define las manifestaciones estéticas de nuestro tiempo, un concepto acorde a la contemporaneidad, esa en la que la globalización está a la orden del día con su rápida expansión de información, esa que ha empequeñecido al mundo convirtiendo al hombre en un ser capaz de elegir las características de su cultura personal, el artista elige, consciente o inconscientemente, los artistas  a los que ha de emular, aquellos que han  de influenciar su obra de arte, aquellos que ha localizado a través de la red de información que cubre las necesidades del intelectual.

-El poscorrientismo es el árbol inverso, aquel que nace del aire, de las hojas que se conforman en ramas que se unen para erigir el tronco  y penetrar la tierra, lugar donde se ha de depositar la raíz,  el fin último, la meta, ese lugar que buscamos como artistas, oculto por el velo de la tierra, por la carnaza material que cubre el sesgo de la realidad.

-El poscorrientismo es el primer ismo que no representa una corriente, carece de fronteras en su medula y al mismo tiempo define todo y no define nada, no es una clasificación, es más bien una apertura, implica la diversidad. El flujo cultural mundial de la sociedad contemporánea se mueve a velocidades y en espacios sorprendentes. No es raro que hoy encontremos fervientes creyentes del hinduismo en lugares donde jamás un hindú ha postrado siquiera un pie, la globalización acarrea una nueva forma de diversidad, la diversidad ya no puramente étnica, sino que la diversidad individual dentro de los propios grupos en apariencia homogéneos, la diversidad del lenguaje artístico, del lenguaje poético.


- Saúl Díaz Parra (Novelista) y Jesús Rito García (Poeta) son los marionetistas que forjaron está idea en el teatro de la escena literaria actual, de ellos se desprende la poscorriente gracias a la cual algunos escritores afincados en la ciudad de Oaxaca saltan como palomitas en olla de presión.
Algunos de los firmantes del poscorrientismo son: Víctor Quintas (con algunas objeciones) Alfonso Carballo , Aurelio Ninandii, Mahra Ramos, Andrés S. Victoria, Lucía Revueltas y su servidor.

OSCAR TANAT

2 comentarios:

EDSON ORTIZ GARCIA dijo...

Vaya manifiesto, me queda claro el concepto mi estimado Tanat.
Ahora necesito el manifiesto tanto de Rito como de Quintas.
Para que me quede mas claro.

O.T. dijo...

Jaja, gracias.
Pues yo también espero su manifiesto

Daily Calendar