martes, 25 de enero de 2011

Palabrería: ¿Por las letras en Oaxaca?

Palabrería



¿Por las letras en Oaxaca?
Jesús Rito García

El estado está en estricta obligación de dirigir estas o semejantes palabras
a los jóvenes que se dedican a la literatura:
—Busque otro medio de vivir. Un cochero de la diligencia que corre entre México
y Cuernavaca gana más que un poeta de primera clase.
Nuestra civilización no admite las vocaciones al martirio.
Ha abolido la pena de muerte, ha cerrado los conventos, debe de prohibir la literatura.
Manuel Gutiérrez Nájera

Es difícil escribir algo coherente, aún más, cuando estás siendo atacado violentamente por un centenar de mosquitos, que en cualquier momento disfrutarán del placer de tu sangre. Alguno de ellos morirá en el intento al ser sorprendido por un aplauso estridente que le haga perder la batalla. Seguramente sus compañeros responderán con un doble ataque la afrenta. No es posible tener un minuto de calma para poder pensar por estos lares. Además de los moscos, mi vecino, el herrero, seguramente tiene algún atraso y sigue laborando hasta altas horas de la noche. Pero qué podemos hacer; además, ¿para qué necesita uno pensar? Si todo se ve tan bien desde acá afuera. Eso de pensar complica la vida.

Por ejemplo, quisiera pensar y analizar una invitación que me ha llegado por correo electrónico: El próximo 3 de febrero se llevará a cabo una reunión en la Escuela de Bellas Artes de Oaxaca, para platicar sobre la necesidad de crear una escuela de literatura y cosas afines al pensamiento por estos lugares.

Para qué pensar en eso, si a nadie le interesa. Además, en Oaxaca ¿quién se dedica a la literatura y a quién le interesa publicar a escritores oaxaqueños? ¡Por dios! Aquí sólo interesa la fiesta de la Guelaguetza, que sí deja dinero y además nos da proyección en todo el mundo. La gente se arremolina en el Guelaguetzódromo para presenciar nuestras tradiciones. Eso sí es importante ¡Por favor!

Además, el Instituto de Humanidades de la UABJO lleva años tratando de iniciar un proyecto sobre este tema y siempre hay cosas más importantes, como ampliar la facultad de Derecho al infinito y más allá. Está bien, son tantos sus alumnos, que hasta algunos deciden salirse y estudiar Literatura precisamente. Sólo por estudiar algo. Lo mismo sucede con la Maestría en Literatura Mexicana, que lleva un par de años en espera, ya que decidieron ponerse más estrictos con los interesados en cursarla, que les pidieron ser afines al área. Pero de dónde van a sacar a profesionistas afines al área, si ni siquiera hay una escuela de Literatura precisamente. Pero también me parece correcto que no continúe esta maestría, ya que es un gasto más que bien puede ahorrarse nuestra Benemérita institución. Además, ¿cuántos egresados hay de esta maestría?

Lo que sí es importante pensar es qué vamos a comer el día de hoy. Eso sí es pensar en algo. Lo demás sale sobrando. Ni siquiera nos vengan a molestar con libros y cosas de esas. Eso no es válido cuando nuestra gente vive en la miseria. Y no necesita estar pensando en cosas difíciles que le compliquen la existencia.

Cuántas personas han tenido la oportunidad de crear una escuela de literatura o algo similar y simplemente no les pareció necesario. Y estamos hablando de personas destacadas e inteligentes. Por poner un ejemplo, el escritor oaxaqueño Andrés Henestrosa, (aunque no me parece prudente hablar de los que ya se fueron, pero creo que pudo haber hecho algo) y otros más de la historia reciente, que han tenido posiciones privilegiadas y no les interesó crear una escuela de literatura. Además, aquí lo que vende es ser “autodidacta”. Lo creativo lo traemos en la sangre. Con sólo tomar la pluma, el pincel y la guitarra; ya somos los mejores. Esto de las artes en Oaxaca es por herencia. Nadie necesita saber absolutamente nada, porque si eres artista, ya eres artista. No más. Privilegio que pocos tienen, obviamente.

Pobre don Poncho Kings (Alfonso Reyes), que tuvo que escribir tanto; don Miguel de Unamuno o Borges ya quisieran haber nacido en Oaxaca y no estar toda la vida leyendo y escribiendo para ser literatos, ya de perdida serían buenos pintores, que aquí se dan por manojos.

Ya lo dijo muy bien nuestro querido Duque Job “Nuestra civilización no admite las vocaciones al martirio. Ha abolido la pena de muerte, ha cerrado los conventos, debe de prohibir la literatura”. Así que no les auguro mucho a esos jóvenes que intentan crear una escuela de Letras. En Oaxaca no será posible, porque siempre habrá otras necesidades. En fin. Mientras tanto, yo seguiré espantando mosquitos y tratando de poner una frase coherente en la pantalla.



rictusss@gmail.com

editorialpharus@gmail.com

http://edpharus.blogspot.com/

@editorialpharus

En facebook: Editorial Pharus


No hay comentarios:

Daily Calendar